Prensa Imperial

Gareth Edwards aclara lo que realmente sucedió con las regrabaciones de Rogue One

Si ha habido una polémica grande referente a Rogue One es sobre las regrabaciones (típicas de toda película) que luego de ser anunciadas en julio pasado provocaron el estallido de artículos amarillistas que aseguraban el fracaso de la producción, generando preocupación y desmotivación entre los seguidores de Star Wars.

Ayer a menos de una semana del estreno de la prometedora película, el director Gareth Edwards comentó la situación con Los Angeles Times. Esto fue lo que dijo el director:

Lo que pasó es que un tercio de la película tenía un estilo documental y como resultado grabamos por horas y horas y días y días de material. Normalmente cuando haces una película va como A-B-C-D-E- y asi sigues y esto provocó que tuviéramos muchas posibilidades y formas en las que se podría haber estructurado por lo que tomó más tiempo editar la versión definitiva.

Desde siempre tuvimos planeado hacer una recolección de lo mejor pero seleccionar de entre tanto material llevaría mucho tiempo lo cual extendió bastante nuestra agenda. Disney reaccionó muy bien al corte inicial y nos dijeron “todo lo que necesiten, los apoyaremos”.

Nuestro conteo de tomas de efectos especiales pasó de 600 a 1700. Diseñar 1000 tomas de efectos especiales toma un año por lo que nunca tuvimos un respiro sino hasta hace una semana.

Seria hermoso escribir una historia, filmarla, editarla y que resulte tal como la imaginabas pero no es así, el arte –o el buen arte- no funciona así.

Como pueden leer, si las regrabaciones ocurrieron fue porque Edwards, Lucasfilm y Disney se preocuparon de hacer una buena película sin importar los recursos que se necesitaran y no porque la película supusiera un fracaso o se hubiera transformado en un proyecto inviable como la mayoría de los portales sugerían.

Vía: Heroic Hollywood.

Comentarios

Relacionado