Prensa Imperial

La compañía detrás de las bandas sonoras de Star Wars nos revela detalles del trabajo de John Williams

En estos momentos el maestro John Williams se encuentra ultimando los detalles de la casi completa banda sonora del nuevo episodio de la saga, Los Últimos Jedi. A pesar de que la genialidad de Williams es de sobra conocida por los fans de Star Wars así como por los seguidores de otro gran número de películas, no se sabe mucho del proceso creativo del maestro de las bandas sonoras.

Sin embargo, gracias a una entrevista realizada por FinaleMusic.com (vía SWNN) a Mark Graham, propietario Joann Kane Music (compañía encargada de la preparación, en diversos aspectos, de bandas sonoras, como las de El Hobbit o Frozen, además de Star Wars), hemos podido conocer un poco del proceso que sigue John Williams y también de cómo es trabajar con él.

En la entrevista, Mark Graham desvela que su compañía ha estado involucrada en la música de las tres precuelas así como en el Episodio VII y actualmente en el Episodio VIII. Según Graham, en las precuelas John Williams mandaba partituras muy detalladas escritas a mano a los orquestadores, los cuales trabajaban con estas, pero en los últimos seis años Williams han mandado sus partituras directamente a JKM.

Mark Graham cuenta también que ha estado presente desde 1998 en todas las sesiones de grabación de las obras de Williams, y que gracias a esta larga trayectoria él y su compañía han aprendido bien a interpretar lo que el maestro de la música quiere en cada momento, por ejemplo, conociendo bien los distintos tipos de abreviaturas que utiliza en los bocetos de sus partituras.

Con respecto a las sensaciones durante las sesiones de grabación, Graham asegura que no existe tensión alguna, tratando determinadas cuestiones con humor, aunque en otras ocasiones puede ser exigente, pero esto solo es debido que un músico de la talla de Williams posee un listón muy alto avalado por su larguísima experiencia.

Las sesiones de grabación con él siempre empiezan a las diez en punto y no hay preámbulos, todo el mundo sabe de antemano lo que debe hacer. Gracias a la eficiencia de Williams pueden grabarse hasta 20 minutos de banda sonora cada día, lo cual es bastante si se tiene en cuenta que se trata de partituras llenas de épica para películas repletas de acción.

Una de las cosas más curiosas que revela Mark Graham en la entrevista es que, debido a los textos que acompañan a las partituras o al material con el que trabajan, él y todo el equipo a cargo de la banda sonora están expuestos a conocer giros argumentales en la película, tales como apariciones o desapariciones de personajes.

Cuenta que han de ser cuidadosos con este detalle. Nos explica cómo incluso uno de sus compañeros de grabación tuvo la oportunidad de preguntar al mismísimo George Lucas al final de una de las sesiones sobre el destino de un personaje, basándose en las conclusiones que había sacado a raíz de la música que habían grabado. Cuando la película fue estrenada, pudieron comprobar cómo la teoría del compañero había resultado ser cierta.

Otro dato aportado por Graham, y que resulta muy descriptivo de la mentalidad de John Williams, es que no intentan hacer que la nueva música suene como los temas antiguos del maestro, sino que por el contrario este trabaja siempre para mejorar sus obras, sacando el máximo partido a sus nuevas composiciones. El señor Williams introduce así variaciones en sus temas para traernos siempre un nuevo y sorprendente material.

Para finalizar, Mark Graham recuerda que absolutamente todo el personal encargado de llevar a término, de un modo u otro, la música de Star Wars hace un esfuerzo tremendo, porque por una parte saben que va a ser escuchada infinidad de veces por el público, y por otra parte porque quieren formar parte de una música que, en palabras del propio Graham, ha sido parte de sus vidas durante la mayor parte de sus vidas.

Comentarios

Relacionado